En un artículo de prensa del mes de marzo, titulado ¿dónde encontrar trabajo si estás en paro?, un estudio de Adecco nos habla de los 10 puestos de trabajo más demandados en este momento, en este difícil momento. ¡Oh, Sorpresa! 2 están dentro del área comercial.

No sé cuántas veces hemos hablado en este blog de que lo único que tienen en común todas las empresas privadas del mundo es su necesidad de vender y de gestionar la relación con sus clientes.

Independientemente de si produces rodamientos para camiones, software de alta tecnología, aparatos de medición para la industria aeronáutica, manzanas, o cordones para zapatos, o si prestas servicios de marketing, o consultoría financiera, de si te dedicas a B2B o B2C, lo único cierto es que, o vendes o desapareces.  

Es decir, todos tenemos que vender, por el canal que sea, pero tenemos que vender. Por eso, no nos cansamos de recomendar formar de la mejor manera posible a los comerciales, e incluso también a aquellos que sin ser comerciales tienen relación con los clientes. 

Y todo ello porque la verdad, y esto lo decimos por experiencia, no todo el que se dedica a la venta sabe vender y, no todo el que gestiona clientes sabe hacerlo de la mejor manera posible.

Por supuesto que hoy los perfiles comerciales deben saber manejarse en entornos de internet y conocer lo que llamamos nuevas tecnologías (aunque algunas yo no son tan nuevas), pero en la mayoría de los casos al final un comercial debe seguir sabiendo manejar las herramientas de siempre.

¿Cuáles son esas herramientas?

Pues las que todos podemos imaginar, comunicarse de manera efectiva, entender a la otra parte, detectar necesidades, afrontar objeciones, negociar, argumentar, gestionar sus emociones, generar y trasmitir confianza, persuadir, etc. etc. 

Para una persona que se encuentre en búsqueda de empleo y siempre que se sienta cómodo en las relaciones interpersonales, esta profesión puede ser una gran oportunidad de futuro en la que nunca le faltará trabajo. 

Para una empresa cuidar a su equipo comercial y dotarlo de mejores habilidades profesionales es siempre una buena inversión con un retorno mucho más inmediato y seguro de lo que podría parecer. Más de una vez nos ha pasado que un alumno de un curso de ventas nos cuenta que ha aplicado en con un cliente lo que ha aprendido en la sesión anterior con un cliente y ha firmado una venta. Así de inmediato puede llegar a ser.

Seguro que en el mercado encuentras la formación que necesitas porque hay muchas y muy buenas opciones, si quieres nosotros te ayudamos.

¿Has pensado ya cómo enfocar la formación de este año? 

MENU
SDS Training
CURSOS