En una reunión que tuvimos la semana pasada, por cierto presencial ¡qué alegría!, el CEO del cliente nos ha hecho la siguiente pregunta, ¿cuánto tiempo es necesario?, qué gran pregunta.

La duración de una formación va a tener una relación directa con el impacto en los participantes y por tanto con los resultados de la formación.

¿De qué depende la duración de una formación?

1. De la metodología.

En una formación tipo “seminario” en la que el formador habla y expone, algo parecido a una lección magistral, será necesario menos tiempo que en una formación en la que se fuerce a los asistentes a intervenir, debatir, practicar, pensar, etc. aunque hay que tener en cuenta que en el segundo caso el aprendizaje y el desarrollo de habilidades será mucho mayor ya que calará mucho más en ellos.

2. Del número de participantes.

A mayor número de asistentes, y siempre que la metodología sea participativa, serán necesarias más horas para que se puedan expresar todas las opiniones, dudas, correcciones, debates, etc. Hablaremos del número ideal de participantes en el siguiente post.

3. De los contenidos.

Evidentemente si el programa de contenidos es muy amplio, habrá que dedicar más tiempo que si se quiere trabajar algo muy concreto. Y cómo no, también tendrá relación con la metodología.  

En cualquier caso todo esto hay que conciliarlo con la realidad operativa del cliente, no siempre se podrá disponer del tiempo óptimo, pero si realmente se tiene conciencia de la verdadera importancia de formarse y todos los implicados ponen de su parte la máxima flexibilidad y disposición positiva, siempre se puede llegar a un acuerdo que permita alcanzar los resultados deseados de la formación. 

La duración de la formación a nivel profesional en empresas creemos que debe ser ajustada al mínimo imprescindible para que se alcancen los resultados, no hay que estirar la duración sin necesidad (ya que el tiempo de los participantes es valioso), pero tampoco es buena idea dedicar menos tiempo del necesario, ya que se puede terminar con la impresión de, “me he quedado con ganas de más”.

En resumen, la duración ideal de una formación (basada en metodología participativa) será el resultado de equilibrar, contenidos y participantes por una parte, y objetivos por otra. 

Las empresas de formación honestamente debemos asesorar a nuestros clientes para que lleguemos a ese equilibrio que garantice el éxito de la formación. 

Si quieres, en SDS te ayudaremos a diseñar la formación a la medida de tus necesidades.

MENU
SDS Training
CURSOS